18062018Titulares:

ONU: La atención del parto en hospitales es excelente en la Argentina

El acceso a la atención del parto en hospitales es “excelente en Argentina” aunque “hay que resolver disparidades regionales así como evitar el embarazo adolescente, que produce muertes maternas”, afirmó Babatunde Osotimehin, director de Población de las Naciones Unidas-Unfpa, de visita en el país.

“Las reuniones que mantenemos en Argentina son para felicitar a Argentina por las tareas y el trabajo realizado en la reducción de mortalidad materna, según lo establecido por los países en la reunión de Población y Desarrollo en El Cairo, en 1994, y la ley igualitaria para mujeres y niñas”, dijo en un reportaje el nigeriano Osotimehin.

El funcionario, ex ministro de Salud en Nigeria, enfatizó entre las funciones de la entidad la de “asegurar que las mujeres embarazadas puedan tener a sus hijos en instituciones hospitalarias, situación que en Argentina es excelente”.

“Por supuesto, hay algunas cuestiones que tenemos que resolver todavía: la primera, es la disparidad de la sociedad en las áreas de las regiones y los Estados provinciales, algunos excelentes y otros, no tanto, entonces tenemos que achicar la brecha para asegurarnos que haya acceso universal”.

Además, “tenemos el tema del embarazo adolescente, del cual sabemos que un buen porcentaje mueren al dar a luz porque no están del todo preparadas, entonces tenemos que abordar ese tema y llegar a todos” para darles recursos, planteó.

“Creo que el embarazo adolescente no es aceptable porque la niña no está lista físicamente, emocionalmente, psicológicamente y materialmente para tener un hijo, y lo que demuestran los estudios es que cuando las niñas tienen bebés, esos chicos vuelven a ser padres jóvenes y tienden a perpetuar la falta de educación que necesitan para proveer lo adecuado para sus hijos”.

También sabemos “que la supervivencia del hijo de una joven de 18 años es mejor que cuando lo tiene con menor edad porque tienen mayor habilidades y oportunidad de trabajo, entonces, hacer que las niñas se queden en el colegio, darles educación, es la mejor intervención de desarrollo humano que podemos tener”.

El funcionario, que mantuvo hoy una reunión con el ministro de Educación, Alberto Sileoni, para conocer la experiencia del Programa de Educación Sexual Integral, consideró que Argentina tiene similitudes con Nigeria en el hecho de tener muchas diferencias regionales, lo cual dificulta la implementación de estas políticas educativas.

“La solución es promover esta educación, porque una vez que la gente sabe sobre sí misma y tiene capacidades para saber lo que tienen que hacer para evitar el embarazo, y que es beneficioso para ellos permanecer en la escuela, la sociedad va a estar mejor preparada”, opinó.

La atención del parto en hospitales es excelente en la Argentina

Además, en casos de embarazos no deseados, “los adolescentes no concurren a lugares seguros, entonces desde el punto de vista de la salud pública, el sistema gasta más recursos en atender las consecuencias de los abortos inseguros que en prevenirlos con educación, salvando las vidas” de esas chicas.

Por la legislación de los Estados miembros, Naciones Unidas “respalda el aborto en los lugares que es legal, y en los que no, aseguramos que los gobiernos brinden servicios de emergencia obstétrica” para atender las consecuencias de las malas prácticas.

En los casos de embarazo adolescente, “el denominador común que observamos en todo el mundo es la condición de desigualdad de género entre el hombre y la mujer: la igualdad no existe”.

“En América Latina, el machismo es un tema con el que tenemos que trabajar para elevar la condición de las mujeres, para que la condición entre el hombre y la mujer sea la misma de modo de que las oportunidades sean las mismas”, advirtió.

“Una vez que se logra eso, se reduce la mortalidad porque se elimina la violencia de género, que es consecuencia de la brecha de desigualdad entre mujeres y hombres que tienden a usar su físico para abusar a las mujeres, y eso no es aceptable”.

Respecto a la igualdad de géneros, “el problema es global, incluso en Estados Unidos, donde tenemos estadísticas que muestran que en algunas circunstancias, las mujeres ganan menos que los hombres por los mismos puestos de trabajo”.

“Las mujeres se toman más licencias de trabajo para tener sus hijos y pierden antigüedad laboral y oportunidades de hacer carrera, entonces, esos temas son globales, sin diferencia entre países desarrollados o en vías de desarrollo, así como la violencia contra mujeres y niñas, que requiere un combate global, aún en Nueva York”.

Osotimhein reivindicó que “las mujeres tienen que tener valor en las sociedad y deben ser vistas como iguales, y la posibilidad de terminar la escuela (secundaria) es el elemento más liberador que puede tener una niña”.

 

 

 

 

Comentarios

comentarios

Compartir

Artículos recientes